07 julio, 2007

Black Crow




El cuervo es una transfiguración erótica de la huida.
Su vuelo reconstruye una colmena nocturna.
El cuervo se alimenta de lo que ansía.
El cuervo aniquila lo que desea. Lo que no le pertenece.
Se enamora de lo que le produce dolor
y luego lo mastica
hasta retenerlo adentro
hasta convertirse en el dolor del otro
que mira horrorizado.

Marqués de Sade esclavizado a su víctima,
llora como un recién nacido frente al abismo de su ternura,
antes de llorar vuelve a morder
y en ese afán desbarata la locura del mundo.

El cuervo habla y roza la ventana de un hombre de 1854
que entra y sale de la esquizofrenia.
Vampiro y cleptómano de la mujer-clavija,
mujer con el sexo desplegado
en la boca de una guitarra,
el cuervo mata para hacer música.
El cuervo muere por comer con lo que mata.
Renace de su indefensión y se equivoca:
trae en la garganta una serpiente de agua
que lo deja ciego de sed.

El cuervo es un río, una constelación,
la vereda deforme de una ciudad
donde cada día millones de habitantes
nos quitamos los ojos por amor.

11 comentarios:

Elena Pérez dijo...

Muchísimas gracias por tu visita a mi blog. Aunque últimamente el exceso de trabajo me tiene un poco apartada, procuro pasar con frecuencia para encontrar, como en este caso, sorpresas muy agradables. Si necesitas algo, "arqueológicamente" hablando, no dudes en decirme.
Un saludo,
Elena

Salomón Valderrama Cruz dijo...

Yo amo ya o quizás de obscuro amor un cuerpvo he de merecer mejor que desamor... Qué será sino mejor víctima y deseos. Poema o en realidad.

Javier López Clemente dijo...

Desde que viajo una vez por semana hasta los altos de El Esquinazo veo cuervos al lado de la carretera que me reciben... o eso creo.

Salu2 Córneos.

El detective amaestrado dijo...

Cría cuervos...y te saldrán poemas así de redondos

SALVADOR ANDRADE dijo...

El cuervo es una película, pero no la he visto.

La Gata Insomne dijo...

Quié maravilla de poema. No me extraña de alguien que tiene un perfil, porque decir curriculum suena a curriculum y no me gusta.

Me encanta como cas retorciendo el hilo del cuervo maltratador-maltratado

luego volveré a leer todo lo demás porque promete

te felicito

Delacroix dijo...

y sigas en tu más

escueta

y

única.

la apreciación

expuesta

edegortari dijo...

Me gusta como empieza y me gusta muchisimo más como termina. Lo mejor es la estrofa final, ahí tiene mucha fuerz. Saludos.

KATHO dijo...

EN EL CARIBE COLOMBIANO DONDE NACÍ, A LOS CUERVOS SE LES LLAMA MARIA MULATAS, PAJAROS NEGROS QUE DEAMBULAN ENTREE PLATANALES ALGODONALES Y MAIZALES. SIEMPRE PAJAROS DE MAL AGUERO.
SALUDOS, BONITO ESCRITO

princesa_bacana dijo...

Bellísimos tus poemas. Me gustaría, si es que a vos te interesa la idea, que me enviaras algunos poemas tuyos para publicar en la página que edito: www.elciberperiodico.com.ar
Realmente sería un placer. Saludos desde Buenos Aires!

Emma dijo...

Vivo en el pais de los cuervos. Y no se que hacer con ellos. No hay poemas ni cuentos que puedan retenerlos.