26 septiembre, 2007

Ópera o guillotina


A Pedro Patzer,
el mejor cocinero que conozco.

A Patricia Delmar.


Del comer y el beber
Khalil Gibrán




Música
y el cuchillo lame la superficie que prefiere,
enamorado de la brecha
acaricia un racimo de carne transparente,
posado sobre esa arquitectura y a punto de cortar
inmaculado tuerce la vista hacia el abismo,
lava con agua irreprochable sus labios de acero
reluciente acompaña el vals de la indefensión.

La mano convierte en un tajo lo que como
y desmenuza hasta el polvo
el recuerdo de esa alevosía.
Lo que se lame es simbólico.
Comer para vivir es un sueño.
Se vive del instinto del sabor.

En lo que como se balancea una divinidad.
Tal vez lo comido es ya caldo invisible,
espesura a la que mi espesura se parece
origen de la semilla en los cañaverales.

Sólo el acto de comer es fructífero,
sexo cosmético de otra alfarería
tiras de chocolate en la sombra del apetito
gajo para poner al límite
abandono de la nuez en su mitad.

Me convierto en lo que como.
Soy eso que me llevo a la boca.

Parra pisoteada seré
espuma deliciosa
pulpa para oler
cuerpo para el sacrificio.




23 comentarios:

. § . dijo...

Hay mujeres que mientras lamen te hacen mas daño que si te comieran vivo. Su efecto natural, de canibalidad se justifica en un banquete de almas de niños poco aventurados y expertos en salvar el espiritu de cualquier puta.

Que la pulpa pase a ser un sacrificio es siempre un gesto moral que no solo nos reivindica en la misa del domingo, sino q tu que eres mujer sabes bien que Dios en la represetnacion (y por ende en el mundo, en la humanidad, en el ser) tambien tiene pene, y gozaria desgustando los pecados de cualquier mujercita bien aficionada.

me pierdo en algunos versos y es como si la hospitalidad se trasformara en apuñaladas dulces.

Me gusto este texto.
te mando muchos saludos.

espero nos leamos.

http://dudasdeunsicario.blogspot.com

Ulises Serrano.
Santiago de Chile.

La Gata Insomne dijo...

Qué maravilla!!!! me convertí en cuchillo mietras leía

realmente un placer

jose bustelo dijo...

Realmente fantástico!! Imagino insondable el abismo que abre el implacable filo, y desde allí quizá brote, casi imperceptible, la música más pura...
Aquí seguiré, disfrutando la maravilla de leerte.
Un abrazo.

cuchhhi dijo...

vivan los poetas!

Jorge Ampuero dijo...

En definitiva, un cadáver exquisito en un caldo bien fermentado por las palabras...

Un abrazo...

josef dijo...

Precioso y preciso, nada ni nadie es perdurable o eterno. La vida muere cambia y nace. La palma isla envidiable. Nueva York, mar de confusiones y tristezas pernnes multiculturales, foco de un imperio. BS, no he estado. Saludos desde Madrid!

Sonia Betancort dijo...

Un millón de gracias a todos. Sigamos cocinando. Un abrazo muy fuerte

Ontokita dijo...

parra y uva...vida

makkkafu dijo...

Sin tu permiso lo enlazo *(*_*)*

Saludossss.

C.A. Makkkafu.

Sonia Betancort dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sonia Betancort dijo...

Gracias a la pintora y a la poeta desazucarada. Sigamos consumiendo arroz con letras. Un abrazo
Sonia

Sonia Betancort dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nomesploraria dijo...

Sonia, llegué por casualidad (cliqué sobre la palabra "silencio" de mi perfil y aquí estoy)
Te leo y te comento

Un saludo desde Barcelona

:)

aitor arjol dijo...

Cuando vi ese cuadro colgado en el museo, pendiente él de todas las miradas, no terminé de apreciarlo en su totalidad. Es fascinante. Tiene mil y una caras. Dos mil interpretaciones (no las fui contando)

En cierto modo es un poema gastronómico que en la parte final me lleva a pensar en prensar uvas con los pies. Me pasé de la cocina al vino...

Aída Acosta dijo...

Querida Sonia,
te devuelvo la visita, me encantaría verte en nuestra querida ciudad amarilla, pero va a ser misión imposible, ya te escribiré y te contaré los detalles.
Te envío un fuerte abrazo...

RAFAEL REYES dijo...

¡¡Delicioso y exquisito!!
Instintivo, si, como para vivir y estar vivo.
¡¡Bon apetit!!
Besos, Sonia.

. § . dijo...

em tiempo se pierde..



a cada segundo..



que se hace presente..





...(...)

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

me he encontrado con unas iniciadas letras escritas por ti, desconocida para mí, y después de indagar algo más profundamente llego a una página que me es familiar. Me quedo pensando durante un segundo y rápidamente me traes lo familiar que hay en este cuaderno de alfombras verdes. Digamos que elegimos estilos parecidos para presentar los blogs, estas recientes pequeñas bitácoras donde una va echando palabras que son como un ejército de hormigas en la boca.
enhorabuena por tus poemas. Me gustan
un abrazo familiar

incomunidade dijo...

lo hay traducido al portugués en incomunidade

Sonia Betancort dijo...

Queridos, han traducido al portugués este poema mío. Lo podéis leer en http://incomunidade.blogspot.com/



opera o guillotina / ópera ou guilhotina

Música
y el cuchillo lame la superficie que prefiere,
enamorado de la brecha
acaricia un racimo de carne transparente,
posado sobre esa arquitectura y a punto de cortar
inmaculado tuerce la vista hacia el abismo,
lava con agua irreprochable sus labios de acero
reluciente acompaña el vals de la indefensión.

La mano convierte en un tajo lo que como
y desmenuza hasta el polvo
el recuerdo de esa alevosía.
Lo que se lame es simbólico.
Comer para vivir es un sueño.
Se vive del instinto del sabor.

En lo que como se balancea una divinidad.
Tal vez lo comido es ya caldo invisible,
espesura a la que mi espesura se parece
origen de la semilla en los cañaverales.

Sólo el acto de comer es fructífero,
sexo cosmético de otra alfarería
tiras de chocolate en la sombra del apetito
gajo para poner al límite
abandono de la nuez en su mitad.

Me convierto en lo que como.
Soy eso que me llevo a la boca.

Parra pisoteada seré
espuma deliciosa
pulpa para oler
cuerpo para el sacrificio.

Sónia Betancort

Música
e a faca lambe a superfície preferida,
enamorada pela brecha
acaricia um cacho de carne transparente,
instalada sobre essa arquitectura e prestes a cortar
imaculada torce a vista até ao abismo,
lava com água irreprovável os seus lábios de aço
reluzente acompanha a valsa da indefensibilidade.

A mão converte em gume o que como
e esmigalha até ao pó
a lembrança dessa aleivosia.
O que se lambe é simbólico.
Comer para viver é um sonho.
Vive-se do instinto do sabor.

No que como balança uma divindade.
Talvez o comido seja já caldo invisível,
espessura à qual minha espessura se parece
origem da semente nos canaviais.

Só o acto de comer é frutífero,
sexo cosmético de outra olaria
pedaços de chocolate na sombra do apetite
gomo posto no limite
abandono da noz em sua metade.

Converto-me no que como
Sou o que levo à boca.

Parra pisada serei
espuma deliciosa
polpa para cheirar
corpo para o sacrifício

(trad: aam)

pedro dijo...

tu poesía es maravillosa, te admiro y adoro, almita canaria

pedro patzer dijo...

canaria, te admiro y extraño, mi poeta del alma
pedro patzer, buenos aires

Sonia Betancort dijo...

Gracias, mi Pedro lleno de azules!!! Yo también te extraño, tanto que a veces el corazón se me llena de antílopes!!! Muchos infinitos besos