18 enero, 2008

Un poema viejo




PLAZA MAYOR

La plaza
mil novecientos noventa
llueve
y yo sin un astro

Aquí no hay cárceles
pero los ojos de los viejos
se llenan de paraguas
bajo los soportales
con esa tristeza imparcial
y un insobornable dar vueltas
alrededor de la lluvia cuadrada

tu cuerpo es mi latitud
el deseo orina esta palabra sin comas
te pienso mientras
siguen los ojos de los viejos
dando vueltas en los soportales
como quien reza
en la Plaza Mayor arrebujada
donde todo
se consume en su frase vieja


detrás de la plaza
hay más tierra aún
el lugar se evapora
uno se queda flaco
cabe en un dedal
cabe en la sombra de un vaso
en el peso de un cuerpo

¿yo sola seré mi última casa
ya sin piel ya sin arrugas ya sin
cuerpo?

los viejos caminan
en los soportales son
como una música

todo lo que tocaste
nace todavía
en medio de la plaza
mi cuerpo
cuelga del no-sol
por un alambre
suena
como un timbre
lléname dice
vuelve a hacerme
el cuerpo
mírame y lléname de hijos
el cuerpo
empiézame de nuevo
de atrás adelante
empiézame como un animal
que empezara
por su cuerpo

los viejos
no detectan este vals
a la mitad se abren las manzanas
ruedan en línea recta las almendras
en los niños tiemblan los regalos
toda la tierra se llena de esta raza de besos

los viejos
no detectan este vals

¿todo mi cuerpo
es tu cuerpo
todo tu cuerpo
es mi casa?
¿subes de tu cuerpo
hasta mi cuerpo
ya sin piel ya sin arrugas
ya sin nada?

la plaza
mil novecientos noventa
llueve
y yo sin un astro

los ojos de los viejos
se llenan de paraguas
en el cuerpo
también
llueve
la imagen del poema
llueve
con la lluvia
intento lavar
frenéticamente
este deseo.





Salamanca 1999.

13 comentarios:

Leo Zelada Grajeda dijo...

Hola Sonia,

Me gusta este poema.

Un beso desde Madrid.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

sonieta, al fin veo vida desde esta pista de baile que es el teclado, bonito poema, subscribo lo que dice zelada
besos

Fernando dijo...

No importa el tiempo si nos permite encontrarte. Vuelve siempre para leerte. Es un placer descubrir tus letras puestas de una en una para crear paysajes internos.
Un abrazo

makkkafu dijo...

Hay días en los que
la adolescencia se disuelve
entre soportales y lluvia

días en los que las gotas resbalan
por el canalón
como pequeñas piedras preciosas
deslizándose a la bolsita de fieltro

gotas que mueren en perfectos círculos
cerca,
muy cerca de los pasos de los que se aman

la lluvia del recuerdo siempre es cuadrada
ralentizada
fo-to-gra-ma a fo-to-gra-ma
nos pensamos

evaporándonos en etéreo humo
tras el rayo de sol

FIN FINITO

C.A. Makkkafu.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, a todos. Y gracias poesía desazucarada por este bello poema tuyo. Un abrazo

Pablo dijo...

Hola; un compañero de poesía me indicó este espacio. Menudo poema. Lo cierto es que me viene a la mente la Plaza, que es todo un conglomerado de connotaciones. Espero pasarme más por aquí.

Saludos. Pablo.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Pablo, te leeré con toda la insularidad posible. Un saludo a "Las Canteras".

luis angel dijo...

Primero fue tu foto en ese recorrer los rostros como si fuera posible encontrar uno conocido en este colectivo universal. En tu foto me llamó la atención lo vivo de tu mirada, intensamente comunicativa (soy además de escritor, artista plástico por ahí podrás entender porque comienzo así este mensaje); una mirada de palpar con los ojos, penetrante y por sobre todo: inmensamente seductora.
Luego tu poesía, visceral, hecha con todos los jugos de tu cuerpo y los juegos de tu espíritu. Sabes amasar paisaje, naturaleza, vínculos, sangre. Sabes, por todo lo que has recorrido (con sed de exploradora) eviscerar la poesía hasta el último latido.
Gracias por el momento que me has hecho vivir al entrar en ella y posibilitarme tocar lo sublime.
Estoy en militeraturas y en www.Sónico.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Luis, nos vemos en mi literaturas..Un abrazo

Fernando dijo...

Es un poema precioso.
lo tome y lo puse en mi blog.
http://www.lacoctelera.com/la-aldea-global/post/2008/04/06/plaza-mayor-sonia-betancourt

Si no quieres que este ahi...dimelo inmediatamente y lo borrare.
Me gusta mucho como escribes.
Un saludo
Fernando(La aldea global)

paula varela dijo...

bella mirada...
"un insobornable dar vueltas
alrededor de la lluvia cuadrada"

exquisito!

Jardinero de las nubes dijo...

Una plaza mayor, lluvia, juventud, ancianidad, sensibilidad, poesía en fin... ¿Qué más se puede pedir?

Maravilloso.

En una vieja historia de juventud, también hice llover sobre la Plaza Mayor de Madrid.

¡Qué recuerdo me trajiste!

Pilar Ana dijo...

Hola Sonia, siempre es un placer leerte. Es un poema muy suave, casi de los que hacen que la lluvia brote de los ojos. Un abrazo.