13 febrero, 2009

Canción del abismo




Nadie me salva de mí.
Me veo inflamar un dolor
que me transfigura hasta enloquecer.
Subrayo mi abismo,
trazo las líneas de su apabullante flagelo,
caigo del hemisferio izquierdo del mundo,
como si me abandonara el disfraz del equilibrio.

Nada es suave en el mirarse,
ni siquiera el recuerdo
de unos zapatitos de charol,
el fácil discurrir de tu beso
en las solapas blandas de mi boca,
la puerta giratoria
en la que de pronto tuve miedo.

Una oruga indiscreta atraviesa mi necesidad.
Corro hacia mí, envuelta en mí
me convierto en un ser irresistible,
convocado por su desfiladero.
Soy tajo y cuenca,
la quebrada insuficiente de un campo
donde busco los rostros de mi corazón,
devueltos de mí en el peso de una piedra.

Por eso me invento un otro
que abre las puertas,
que descorre el telón,
que sostiene el escenario
o propone una calle cualquiera
desde la que saludo abiertamente al vértigo,
como si me atrapara una fotografía.

Invento a un otro que verifica el precipicio,
la desfiguración de mi propio abandono de mí,
la fosa ilimitada de mi debilidad.
Invento a otro que justifique mi insignificante derrota,
porque no soporto
que mi desvelo de ser todo
coincida irónicamente con la nada.

28 comentarios:

paula varela dijo...

Acá también...
oigo esta melodía que susurra algo que ya escuché hace algún tiempo en tus letras. Es una luz que repiquetea en mis oídos ,
y la piel se me estremece como cuando hace frío
o como cuando descubro ciertas grietas en esta realidad
que conectan con otra.

No te canses de llamar al portón del poema, Sonia, ya estás adentro.

un abrazo!

Sonia Betancort dijo...

Muchas gracias, mi querida Paula, convocadora de llaves!!! Un abrazo fuerte!!

Noray dijo...

Casi todos nos inventamos a un otro, "je est un autre" como escribió Rimbaud, para asomarnos cada día al vértigo de nuestro propio abismo.

Un abrazo

Sonia Betancort dijo...

Así es Noray, y se trata de un viaje abrumador, pero también de una brújula.

Alter ego dijo...

El Alter ego de Alter ego soy yo.

Sonia Betancort dijo...

Claro, Alter Ego, y viceversa. Un abrazo

El diavolo dijo...

¡Que nadie me salve de ti! Amén.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, diavolo, jajajaja. Un abrazo insalvable

El jardinero de las nubes dijo...

Hermos poema que es como un robo a las musas de`primavera.

un abrazo.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, jardinero, siempre tienes una palabra luminosa. Gracias. un abrazo

Jesús dijo...

Te descubrí en el blog de Meadow sobre Benjamín Prado, me encanta como escribes. Ahora acabo de descubrir que estudiaste en Salamanca, yo soy salmantino y me encanta pensar que paseaste tu sensibilidad por aquellas calles frías y bellas al mismo tiempo donde la historia se hizo piedra. Gracias por tu derroche de sensibilidad

Sonia Betancort dijo...

Muchísimas gracias, Jesús. Qué coincidencia lo de Salamanca, muchos caminos me llevan a esa ciudad que reconozco también como mi casa. Cuando alguien de allí me escribe, siempre pienso que tal vez nos cruzamos, como piezas misteriosas de un puzzle de aire. Un abrazo muy fuerte

alkerme dijo...

Los abismos sirven para muchas cosas al asomarnos a ellos, ya veo que tú consigues hacer hermosas canciones...

Me ha gustado mucho.
Gracias y un beso

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Alkerme, un abrazo.

Julieta dijo...

poema encantador Sonia, hermosa melodía se siente cuando se pasea por acá. Un fuerte abrazo!

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Julieta. He visitado tu blog y me parece que haces una poesía muy hermosa, cortazariana, elevada, con sabores y olores. Un abrazo

Máximo Ballester dijo...

Qué bueno encontrarte de nuevo.
Y ver que tu blog ha crecido en belleza.

Tu poema -tenés una manera tan diáfana de decir- me ha gustado mucho. La otredad. El deseo de ser otro. Ese abandono casi sublime al ser y en ese ser la búsqueda de plenitud que en tu final -el del poema- hace temblar.

Voté en la encuesta por los poetas de habla hispana.
Si tengo que agregar a algunos de mi predilección serían:
Nicanor Parra
Juan Gelman
Alejandra Pizarnik
Gloria Fuertes
Juan L. Ortíz
y Nicolás Guillén.

Un abrazo.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Maximo. Qué alegría leerte de nuevo. Tus poetas, con los cuales coincido, aparecerán en la encuesta una vez que ordene los resultados. Gracias por dejarnos tu enriquecedora opinión. Un abrazo fuerte

NoeliaA dijo...

Es una poesía que indaga sobre la existencia del yo más profundo.
En fin, muy buen final de remate.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Noelia. Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Sonia: El miércoles 25 de marzo de 2009 estoy presentando nueva revista en la Biblioteca Nacional a las 19hs en la sala Cortazar. Si andás por Argentina me gustaría que vengas.
Te dejo un beso GRANDE,

Damián Vives

Sonia Betancort dijo...

Felicidades Damián!!! intentaré ir!!! Mucha suerte y un abrazo grande!

MabelBe dijo...

Nada nos salva de nosotros, es asi. Que maravilloso!

Sonia Betancort dijo...

Gracias MabelBe!!!! Un abrazo fuerte!!!!

JuanR Cuchhi dijo...

que regreso el mio a tus latifundios de Cultura...

genial como siempre.

todo un entramado poético en mis neuronas encalladas.

besos alados.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Juan C!!!! te extrañaba por aquí!! besos y abrazos a la isla

INZOA dijo...

Precioso poema, Sonia.
Los saltos blogueros me han traido aquí y prometo detenerme con calma.
Un saludo.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Inzoa. Un abrazo!!