19 enero, 2010

Ley de atracción (El cuerpo a su imán, Madrid, Amargord, 2009)


Paul Klee, 1934




El cuerpo
va hacia el tiempo
viene del eco
de la luz
y va
hacia el hijo
de otro brillo
el cuerpo
va hacia la tierra
su pie descalzo
pronostica un árbol
el cuerpo
va hacia al aire
va hacia una pregunta
que nunca
es preguntada
el cuerpo
va hacia el ojo
contrae al horizonte
en la retina
el cuerpo
va hacia el fuego
finge
esa llama
en el corazón
en ese instante
el cuerpo
va hacia el agua
arrugado va y viene
de su casa
el cuerpo
no traiciona
el saber que esconde
el cuerpo
señala y dice
siempre lo mismo
el cuerpo
va hacia el otro
el cuerpo
va hacia
el cuerpo
que ahora
como nunca
viene
hacia mí

12 comentarios:

Noray dijo...

Precioso poema.

A veces la ley de atracción es también la ley de la caída libre de los cuerpos.


Saludos.


PS: Procuraré hacerme con el libro

paula varela dijo...

Qué hermoso poema Sonia!
Quiero el libro!!!!
Quiero hablar con vos, te extraño!!!

Estoy muy feliz!!!

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Noray!!! sí, cierto, porque la ley de gravedade es una de las formas del magnetismo. Así también ocurrirá con el amor? hay en todo amor una caída libre? o un vuelo? Un abrazo, amigo.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, mi Paula luminosa! qué feliz se te siente, me contagias, te imagino, y mientras te imagino te extraño, hilvanando la luz. Un abrazo enorme!!

Un minuto sin orillas dijo...

Definitivamente tiene este poema un tango de fondo. Movimiento de dos cuerpos, de pies sobre un suelo de madera vieja y oscura. Ya lo veo. Me esperás para la presentación en Salamanca, flaca?
Un beso fuerte desde esta ciudad donde nunca hay rastro de nieve. Y enhorabuena de nuevo!

Sonia Betancort dijo...

Gracias! tanguera! claro que el imán nos reunirá antes y después de esa presentación.... Tomo nota del tango que ves en el poema, mi querida diva de la nieve! Te espero! Abrazos enormes!!

Daniel Rico dijo...

Me gusto mucho .
¿puede la atraccion trocarse en repulsion?

Excelente tu sitio, saludos!

Sonia Betancort dijo...

Hola Daniel, gracias, y qué buena pregunta... de hecho vengo pensando en escribir algo acerca de una fuerza que expulse en lugar de atraer... Según la física los polos del mismo signo se repelen... así que cuando la atracción llega al límite de despolarizar los contrarios, entonces, los cuerpos imantados, se repelen.
Un abrazo, te visitaré!

DANIEL MACIAS dijo...

UNA INVITACIÓN

http://latierradelapiedranegra.blogspot.com/2010/02/poesia-y-anarquia-xii-encuentro-de.html

Sonia Betancort dijo...

Gracias, daniel! Un abrazo fuerte!!

Elizabeth dijo...

Delicioso poema, Sonia.

Saludos.

Sonia Betancort dijo...

Muchas gracias, Elizabeth! Un abrazo!