03 enero, 2007

VOLVER A LA PALMA



La Palma, 26 de diciembre de 2006




regreso una y otra vez. me reconcilio con el nudo de estar en casa. volver es un paso necesario. la isla me ayuda a afinar mi brújula. el miedo me sitúa en el mundo. hay que regresar a lo que asusta. Y al fondo está la isla para contrarrestar. inmaculada. alta. inmóvil. mi abuelo que tiene 92 años y pasea su bastón señalando todas las puertas. mi abuelo. el niño. y si dios descansara en el centro de esas dos corrientes? la vejez de mi abuelo y la vejez de la isla. algo cálido y sin tiempo.

4 comentarios:

Rafa dijo...

¿Qué es lo que te asusta si vuelves a algo cálido y sin tiempo, si volver te da el norte?

Sonia Betancort dijo...

gracias, rafa, me emocionas

Eritia dijo...

¡Como quisiera que mi abuelo aún viviera!...
Creo, como tú, en la necesidad de enfrentarse a los miedos, sólo mirando muy cerca (y con los ojos abiertos) se ahuyentan los fantasmas.

Yo voy al encuentro de los míos.

javier dijo...

perderse en la emoción no es evitar la realidad de los sentimientos?
Vuelve