30 junio, 2008

Vacío


Hay una llama colgando del sol.
Hay un perro transparente.
Hay una película de amor
y una canción que me recuerda un perfume.
Hay una esquina. San Juan y Boedo.
Hay un programa de radio
y una niña con el pelo suelto y lacio
como los toboganes de la infancia.
Hay un abrazo y un beso.
Y un chelo que suena
en una casa alquilada.
Hay una película de amor
y un perfume que me recuerda
una canción de otro tiempo.
Hay un juego de llaves.
Hay un espejo, infinito,
y dos que se miran en él
mientras hacen el amor.
Hay un vino oscuro como la noche
cuando se vuelve azul.
Hay un vaso de leche
y galletas de chocolate.
Hay un viaje. Y otro. Y otro.
Y una casa más grande.
Llena de plantas y libros.
Hay trenes. Y coches. Y aviones
que disparan el miedo
contra un corazón blanco.
Hay otros que miran
y dos que miran a otros.
Hay una llama colgando
de un sol en penumbra.
Hay la transparencia
más allá de la imagen.
Hay ropa tirada
en el suelo de madera.
Hay un vaso de agua, solo,
al final de la noche.
Hay flores. Vivas y muertas.
Y mar. Hay mar. Gaviotas que retroceden
hasta el inicio de un sueño
donde dos hacen el amor
delante de un espejo.
Hay calcetines. Y zapatos de colores.
Hay ojos grandes como peces.
Y peces que se muerden los ojos.
Hay pájaros. Y una isla en lo alto.
Hay aviones adentro de los coches,
coches dentro de los trenes, y trenes
donde se escucha un programa de radio
en el que nace una muchacha
con el pelo suelto y lacio
como un manojo de llaves.
Hay una esquina. San Juan y Boedo.
El tamaño en declive
de una encrucijada.
Hay una nuez en un plato.
El corazón de una manzana
lamiendo los bordes de la casa.
Un almuerzo listo.
Dos que esperan.
Hay una película de amor
y la canción que me recuerda
el perfume.
Hay algo donde no había nada.
Hay nada en cualquier
lugar donde haya algo.
No hay nada.
Dos haciendo el amor
enfrente de un espejo.

39 comentarios:

paula varela dijo...

es especial!

el juego de superposiciones y el juego de encastres y cambios y cosas que se encuentran de distintas formas...

fluye, fluye a través de los ojos y sobre todo, a través de la piel.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me gusto tu poema.Intenso.

Saludos desde Madrid.

Ceteris Paribus dijo...

Gracias por tu visita. Me gusta todo lo que encuentro aqui.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, paula, te leo. Un abrazo

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Leo, a mí también em gustó mucho tu poema. Un abrazo grande

Sonia Betancort dijo...

Un placer q te hayas pasado por aquí, ceteris, me gustó leerte.

martin dijo...

vaya... es usted realmente preciosa y además escribe bien...
tiene usted novio?

saludos...

Soledad Sánchez M. dijo...

Me parece escuchar el sonido del pincel contra el lienzo. Tu poema me recuerda un cuadro impresionista, intensas pinceladas que conforman una realidad que puedo palpar.

Un beso.

Soledad.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Martin y Soledad por la visita. Te sigo leyendo Soledad. Un abrazo

faure dijo...

"Hay una llama colgando
de un sol en penumbra.
Hay la transparencia
más allá de la imagen"

haces hermosa poesía y eres hermosa mujer

:)

. § . dijo...

hay un bukowski por ahi rondando.
y es mas ebrio que el original
aun cuando no conoce el alcohol y las drogas.

Pero una vez.
conoci una mujer.

Sonia Betancort dijo...

Gracias Faure, gracias . § . , no cabe ninguna duda, leyendo tu blog, que eres un bukowski de altura. abrazos

Anónimo dijo...

No paras de sorprenderme expandiendo tu magia por todos los medios!!! me parecen hermosas estas poesias porque tienen esa inquietud de lo escencial y tu capacidad de capturar la belleza de eso. No veo la hora de conocer esa escoba que debe estar dentro de tu placard.

Martin "OSO".

Sonia Betancort dijo...

Martín!!!! qué alegría encontrarte por aquí...nos vemos, y me llevo la escoba, y la agenda mágica, oso. abrazo

Jorge Ampuero dijo...

Hay una especie de Sabina entre líneas por aquí, como dos haciendo el amor frente a un espejo, donde hay algo y no hay nada, donde no hay nada y hay algo. Me gustó el poema. Persevera.

Un abrazo...

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Jorge. Espero que lo sabinesco sea algo positivo, aunque debo decir que a mí Sabina me parece un letrista ingenioso pero su poesía no me gusta na de na. Un abrazo, te leo.

Camille Stein dijo...

y desde luego hay mucho talento en tus letras, es innegable

me ha encantado

un beso

:)

Simud dijo...

Wow...
(No quiiera ser escueto, pero lo cierto es que hacía mucho que no leía una poesía que me produjera algo. Y no es que no lea poesía.)

Veronica Curutchet dijo...

...♥hay tantas cosas♥...

¡precioso!

cuchhhi dijo...

precioso Sonia.Un abrazo desde Tenerife.

Fluidos del Tiempo


Fluye el tiempo decadente y oxidante,

seca nuestras gargantas

envejece nuestra piel.


El tiempo fluye,

en la venas van los segundos rojos,

en las arterias los minutos azulados,

y la vida real es medida y contradicción

fluye el tiempo en la mentira caótica,

es un murmullo incesante

son pasajes de un espacio sediento, desértico,

día a día es clavado e indiferente,

hostil con la razón y el amor.


Fluye veloz por el hilo de la tarde

cuando te veo pasear fluye raudo,

se va desvaneciendo cuando nos abrazamos,

se nos escapa disuelto en besos.


Fluye el tiempo jabonoso y resbaladizo,

se retrata implacable en la noche espectral,

se convulsiona a si mismo hasta llegar

al principio de todo.


Fluye el tiempo,

se ha convertido en espacio vacío,

en materia oscura,

en radiación de fondo,

en ti y en mi.

tournesols dijo...

cu-cú :)

*

Sonia Betancort dijo...

Camille y Simud, muchas gracias. Verónica y tournesols, lo mismo, abrazos. Y a tí, chicharrero, gracias por la luz de este poema. feliz verano! Un abrazo

Eddie (J.Bermúdez) dijo...

y después de Oriente, viene Occidente, y más tarde nos volvemos a dar de bruces con el Gólem!!!!

una abraçada

Sonia Betancort dijo...

cierto, eddie, como en "El fumador de opio". abrazo

Walserillo dijo...

Je, je, coincido con el dictamen sobre Sabina... interesante blog que leeré atentamente, con muy rica poesía dentro! Repasando tu perfil, encuentro muchas coincidencias: Matar a Platón también es uno de mis libros favoritos.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, walserillo, tienes blog? Bueno, dadas las coincidencias buscaré reconcilarme con el Sabina poeta. Jo, no, me niego.

walserillo dijo...

¡Niégate, Sonia! Al menos en ese caso, merece la pena decir no...

No tengo blog aún, si finalmente me decido a hacerme uno lo pondré por aquí sin falta.

¿Conoces este podcast?:

http://poesiaenelaire.mypodcast.com/index.html

Puedes escuchar y bajar poemas leídos por Chantal Maillard e Idea Vilariño. Una experiencia increíble de verdad.

También tienes, aquí, una conferencia, también de Maillard, sobre el quehacer poético, que no tiene desperdicio:

http://www.cccb.org/ca/arxiu_multimedia?fc=63;sn=5

Te dejo un mail por aquí, por si te apeteciera intercambiar impresiones sobre la audición y la poesía de Maillard (he visto que también incluyes "Hilos" entre tus libros favoritos, guau, me encanta!)o lo que desees:

walserillo@yahoo.es

Tal vez es poco delicado por mi parte poner mi mail así a quemarropa, en cualquier caso me gustaría conocer tus impresiones aquí mismo, en los comentarios de tu blog (aunque si me escribes prometo contarte una anécdota curiosa que tiene que ver con Sabina y Maillard ;).

Saludos y sigo indagando en este mar inagotable...

Sonia Betancort dijo...

Walserillo, un millón de gracias por tu comentario. Cuánta coinciencia. Todos los lectores de Chantal son parte del juego del universo en su trama, sutras-hilos de una manera de leer el mundo que conmueve y asusta. Me encanta Vilariño, compré un librito suyo en un viaje a Uruguay, y quedé sorprendida por un lenguaje que en tanta sencillez contiene, cómo no, tanto misterio... Tiene la delicadeza y la presición del agua sobre el agua.
Escucharé las entrevistas. Siguen las coincidencias, porque estos días estuve leyendo y escuchando algunas de Maillard, de donde extraje la idea de una pequeña reflexión que publicaba aquí mientras tú dejabas tu comentario... así que te regalo ese texto, y le pondré tu nombre al lado del de Chantal cuando me digas por email cómo te llamas, y me cuentes la anécdota con Sabina.
Y haz tu blog, que no me cabe ninguna duda de que nos dirá.

walserillo dijo...

El honor es mío al haber encontrado este blog. Ver que en tu perfil incluías Matar a Platón, Hilos, la Bagavad Gita, etc. me llenó de alegría. Compartir a Chantal Maillard y su peculiar visión poética es siempre motivo de regocijo.

De Idea Vilariño dices, maravillosamente, que tiene la precisión del agua sobre el agua... no se puede decir más en menos. Espero que disfrutes de esas lecutras como disfruté yo: las dos leen de una manera incomparable... Maillard con sus quiebros en el fraseo, sus cambios de tonalidad, su exasperación y su ternura; Vilariño con esa voz contenida, sabia, que acaricia...

Pues nada, cuando me escribas te contaré esa anécdota, que es jugosa y muy reveladora, ya verás.

Sonia Betancort dijo...

Disfruté muchísimo las lecturas de Maillard y Vilariño, al volver del ruido de la calle, luego de un té, luego de escribir... no hace falta que diga nada de sus lecturas porque tú, Walserillo, las describes muy bien... Cada voz, un decir.

walserillo dijo...

Sonia, no sé si conoces la página Sopa de poetes:

http://sopadepoetes.blogspot.com/

en la columna de la derecha, bajando el cursor, se pueden descargar entrevistas a poetas. Le hacen una deliciosa a Chantal Maillard. Bueno, más que una entrevista es una conversación distentida, desenfadada; los primeros minutos tuvieron un problema técnico y no se oye su voz, pero enseguida lo arreglaron...

En fin, te lo pío como un pajarito por si te interesa...

Sonia Betancort dijo...

Gracias, walserillo, la he escuchado. ES muy graciosa, muy fresca, una Chantal muy cálida e inteligente.

Olga A. de Linares dijo...

Me he venido hasta ac� para retribuir tu visita y agradec�rtela; de paso, me he topado con una bella escritura, reflexiva y original. Por eso, no puedo irme sin dejarte mis felicitaciones, adem�s de un beso.

Sonia Betancort dijo...

Gracias, Olga, a mí tb me gustó mucho leerte. Un abrazo

La Habitacion invisible dijo...

con los ojos sacamos las medidas mas grandes los grandes abrazos nos entornan los ojos las casas chiquitas
seran grandes cuando las veamos vacias para llenarlas de amor y de antojos y...ect
que linda tu poesia che
saludos desde madrid
Esteban

Jon Jonenjur dijo...

Hola Sonia, ¿qué tal?. Soy Ignatius, mi alter ego en Militeraturas, pero no se lo digas a nadie, jeje.
Después de un buen rato curioseando en el delicioso lugar que has creado, me he detenido aquí, aquí precisamente, atraído por el fabuloso alarde de talento que destilas en este poema. Sin embargo habría de añadir también, que ese sería un buen motivo para acudir a cualquier otro de tus textos, poemas como éste u otros de vocación más divulgativa, con lo que la razón que me ha llevado a comentar éste y no otro podría ser más bien la fortuna de haber hallado un lenguaje común en el que me reconozco y que se distingue del resto.
Y es que a pesar de ser difícil de catalogar dentro de un estilo, sin duda tú lo harías mejor que yo, el marcado carácter iconoclasta, donde se propone la palabra como una talla, carente del recurso subjetivo, es muy similar al discurso que emplearon los imagistas, y si bien éste no sea concretamente uno de los estilos que yo cultive, sí se adentra en el postmodernismo del que me considero deudor, en su eclecticismo.
No te imaginas que grato ha sido encontrarse con este poema, esta tarde de domingo.
Te felicito también, me ha parecido muy interesante el recurso del leit motiv, ese acorde que se repite "Hay una película de amor" a lo largo del poema, como un estribillo, tal vez sea esa la acepción más adecuada, en cualquier caso, enhorabuena, muy chulo, ha sido una delicatessen.

Un saludo

Sonia Betancort dijo...

Gracias Ignatius. Escribes de maravilla. Estuve buceando tu blog y me encontré con una poesía madura y espontánea, detenida en el hallazgo de lo sencillo. Presiento también que posees una buena formación como crítico, me equivoco? o al menos que hay en tí una curiosidad por los tiempos y contextos del poema. Este es un poema que yo no he valorado mucho, tal vez injustamente, que salió rápidamene de mis manos como queriendo escapar de mí. Lo cierto es que releyéndolo hoy, pasados algunos meses, me doy cuenta de que posee cierta vitalidad, y agradezco que la hayas visto. Me has hecho volver a encontrarme con un tiempo difícil, pero hermoso, lo que reconfirma la setencia borgeana que atribuye a los lectores la creación del poema.
Un abrazo muy fuerte

Jon Jonenjur dijo...

Me recuerda esa sentencia de nuestro buen amigo Borges, que bien podría estudiarse como un heurístico, a una frase de mi admirado Paul Valéry que viene a decir lo mismo: “Es al lector al que pertenece y a quien está destinada la inspiración, lo mismo que pertenece al poeta el hacer pensar en ella.”
En cualquier caso, más allá de esta nota de pedantería a la que no he podido resistirme, si he vuelto a escribirte, ha sido para agradecerte los adjetivos que has regalado a este aficionado con ínfulas de escritor, que tiene la manía de "deshacerse" en palabras...
Y para responderte que si la belleza como idea ingenerada, inmutable e inteligible, no podría concebir la mortalidad, la sensualidad, el mundo físico y sus dinámicas, de la misma manera tú no podrías equivocarte, cuando me preguntas, ¿me equivoco?, sencillamente tus palabras se alejan del puerto de la certeza, hinchadas las velas de su mástil por la brisa de la inocencia...
Autodidacta es una palabra de una sonoridad terrible, cuasi industrial, por lo que podría llegar a decir que es ese mi oficio, no soy ni crítico, ni literato, no, pero inquieto, y curioso, como un gato, a pesar de que en estos momentos, con 32 tacos (¡qué poca vergüenza!) todavía esté en la facultad, estudiando psicología.
También te puedo contar, ya que he comenzado la reseña, que dentro de poquito, Barataria editará mi primer poemario, "Hambre", un homenaje a Knut Hamnsun, con fotografías de Thomas Mann, y... ¡vaya!, al final me alargué más de la cuenta.
Bueno pues ya sabes quién soy, en unas pinceladas...

Bonsoir mademoiselle

Sonia Betancort dijo...

Un millón de gracias por tu comentario, Jon. Me encanta el título de tu libro de poemas y em encnata todo lo que me cuentas. Te seguiré visitando. Un abrazo muy grandem feliz de leerte.